Cerrar

El Emprendedor en busca de sentido (a vueltas con el coaching ejecutivo)

Por Julián Pelacho, Gerente de CONMAC y Coach profesional

Publicado por anarubio
viernes, 04 de diciembre de 2009 a las 00:00

Mostrar ampliado

Julián Pelacho

Julián Pelacho

En las siguientes líneas vamos a abordar de qué modo las empresas y los emprendedores pueden alcanzar con mayor facilidad sus objetivos a través del coaching ejecutivo. Sin embargo, no vamos a detenernos en el significado o aplicaciones del coaching. Rodearemos este concepto para no saturar con “otro” artículo sobre el mismo tema… y si, a usted le resulta cercano el contenido de este artículo o le conecta de algún modo, entonces, podrá encontrar numerosa bibliografía al respecto. Es posible, incluso, que el coaching sea una moda que perdure a pesar de su popularidad.

El coaching genera poder. El poder de los objetivos, empresariales y profesionales, supone tener una clara conciencia acerca de nuestras metas. Significa que siempre hay una opción de elegir el mejor camino. Implica tener “poder” para asumir las consecuencias de nuestras decisiones; abandonar el rol de víctima y los lamentos o dudas ante la incertidumbre. Incertidumbre y cambios. Y es que ya quedó ampliamente demostrado que no hay nada más constante que el cambio. Siempre tuvo razón Heráclito, a pesar de Parménides y de todos los postsocráticos. El coaching nos brinda la posibilidad de interpretar nuestro papel ante los cambios y, sobre todo, de escribir nuestro propio guión.

El coaching define un propósito. Pero a veces, el objetivo no es quien nos mueve realmente. Entonces podemos acudir al concepto de “propósito”, es decir, no pararme en lo que quiero conseguir o en el por qué, sino perseguir el sentido de nuestras acciones. ¿Cuántas veces se ha preguntado últimamente “para qué”?. O dicho de una manera coloquial, “¿merece la pena lo que está haciendo?” (porque siempre hay de por medio una pena: la salud, el tiempo de ocio, la familia, mi desarrollo personal, mis amigos…). El coaching ejecutivo nos permite volver a hacer redonda nuestra rueda de la vida.

El coaching mejora nuestro optimismo. El coaching ejecutivo nos ofrece un espacio y un momento en el que nos planteamos cuál es el sentido de nuestro trabajo, para qué hago esto, cuál es mi propósito. Cuando tenemos un propósito, hacemos siempre lo máximo y lo mejor que podemos nuestro trabajo y aceptamos los resultados de buen grado pues nuestras decisiones tienen “corazón”. De una decisión sin sentido nunca se disfruta, por el contrario, nos hace daño y nos debilita. Buscar el sentido de nuestras decisiones, en cambio, nos permite encontrar estados de ánimo en los que podemos concentrarnos y encontrarle el gusto a las cosas que hacemos. A este estado se le conoce como “fluir”, tal como lo ha explicado Ciskszentmihalyi. El coaching ejecutivo mejora nuestro bienestar psicológico y nuestra felicidad.

El coaching nos hace conscientes. Párese un momento a pensar y responda a las siguientes preguntas, ¿está encarando algún tipo de desafío con la confianza de que puede asumirlo?, ¿consigue estar absolutamente concentrado en su actividad cotidiana? ¿qué es lo que le ayuda? ¿tiene metas claras y las alcanza? ¿experimenta en estas ocasiones una alegría espontánea? ¿le sucede a veces que siente que está superando verdaderos retos con sorprendente facilidad? ¿gracias a qué consigue esto? ¿hay momentos en los que consigue despreocuparse de los riesgos o peligros que conlleva su actividad laboral? ¿cuándo es la última vez que ha tenido una sensación de olvidarse de lo que le rodea y de que el tiempo se ha parado?

¿Ha respondido a estas preguntas? ¿para qué lo ha hecho? ¿para qué no lo ha hecho? El coaching ejecutivo no ofrece soluciones, facilita las preguntas adecuadas.

Como habrá comprobado, no hemos definido el coaching ejecutivo ni hemos abordado sus aplicaciones en el área del management. Ya se ha escrito mucho al respecto. Hemos preferido ofrecerle otra visión basada en los resultados de nuestra propia experiencia, una visión humanista y positiva que resulta imprescindible al emprendedor que, como escribía Viktor Frankl, se encuentra, en los tiempos actuales, en busca de sentido.

Julián Pelacho López

Gerente de Conmac Consultores

Coach profesional

Responsable del Área estratégica de AECOP LEVANTE

Miembro de la Junta Directiva de AEDIPE CV

El próximo 15 de diciembre en la Casa de la Cultura de TORRENT

¿Y Ahora Qué? con Julián Pelacho y Roberto Luna: "El Éxito del Emprendedor" MÁS INFORMACIÓN

3.04
visitas hoy 1 · visitas total 12.790

Usuario: anarubio

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 04/12/2009 00:00

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=1484

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar