Cerrar

Crea tu propia GUÍA DE ESTILO CORPORATIVA

inbound mkt
Agencia Idea Marketing y Consultoría

Agencia Idea Marketing y Consultoría

Publicado el jueves, 22 de noviembre de 2018 a las 13:38

Si eres una empresa o marca, deberías empezar a definir una guía de estilo, si no la tienes ya, porque es algo fundamental si quieres que todas tus publicaciones sean reconocidas en el terreno online.

Si no cuentas ya con guía de estilo, seguro que alguna vez te has planteado la necesidad de crear una identidad de marca coherente y que te represente de forma fiel, bien sea porque ves otras compañías que ya se han puesto a ello o bien porque no te sientes identificado con tus contenidos.

Pero ¿Por qué la necesitas? Pues bien, debes saber que una guía de estilo eficaz afecta a todo lo que haces, desde la estrategia que defines a la hora de establecer negocios hasta los cierres de las ventas y tu relación con los clientes. Además de esto, un branding bien definido determina la identidad de tu marca, a qué se dedica y cómo se muestra al mundo. Por todo esto, tienes que empezar ya.

 

¿Qué es? ¿En qué consiste una guía de estilo?

 

Una guía de estilo de marca consiste en una serie de especificaciones y características que ayudan a mostrar al público una marca visual coherente y con sentido, ayuda a transmitir lo que representa una marca.

Como bien hemos dicho antes, una guía de estilo es fundamental a la hora de crear una buena estrategia de marketing, también tiene otras aplicaciones más tangibles:

  • Ofrece a todos aquellos que están relacionados con la compañía un lugar donde acceder a toda la documentación y materiales visuales importantes, así se podrá crear un contenido mucho más eficaz.
  • Ayuda a generar confianza con los clientes y la audiencia.
  • Mantiene la coherencia de la marca.

A continuación te contaremos cuáles son las partes básicas que deberás tener en cuenta a la hora de elaborar tu guía de estilo. Además, incluimos 5 plantillas de ebook, ¡para que empieces ya mismo a generar contenido adaptado a tu estilo!

  

1. DEFINE LA IDENTIDAD Y FILOSOFÍA DE TU MARCA ¿CUÁL ES SU HISTORIA?

Antes de empezar a diseñar tu logo, elegir colores, tipografía y recopilar todo el material necesario para empezar con la guía de estilo, tendrás que definir cuál es la historia e identidad de tu marca, con qué fin ha surgido.

Al hacer esto, la toma de decisiones acerca de qué fuentes, imágenes y todos los elementos visuales será mucho más sencilla, ya que todos ellos deberán estar alineados con la identidad de la empresa y conseguir esto no siempre es fácil.

La historia e identidad de tu empresa deberán centrarse en lo que expresa tu marca, en sus valores, en el modo de comunicar y en las emociones que busca generar en los clientes cuando van a parar a tu organización. Cuando en tu site escribas una descripción de la empresa, sería recomendable que contestases a las siguientes cuestiones:

  • ¿Cuáles son los valores de tu empresa?
  • ¿Cómo comunicas los valores y los conceptos de tu organización?
  • ¿Qué emociones buscas generar en los clientes cuando interactúan con tu empresa?

Fuente: Trello

2. TU LOGO

Seguro que tienes claro cuál es el logotipo de tu empresa, es alrededor de él sobre lo que se va a crear toda la imagen de marca y seguro que sabes cómo se debe comportar en diferentes entornos pero… seguro que eres el único.

No todo el mundo en tu empresa sabe cómo se debe comportar si se imprime sobre un fondo oscuro, claro, si está en una resolución de 20x20 o de 10x10, por eso en la guía de estilo deberás indicar claramente cómo quieres que se utilice dependiendo de la situación en la que se encuentre.

Igual que es importante que definas cómo tiene que ser tu logo, es importante que dejes claro como NO lo quieres, así podrás referirte a la guía en caso de que los diseñadores creen algo que no se adapte a la esencia de tu marca.

Fuente: Umbro

En caso de que tu empresa tenga variaciones del logo para cada uno de los servicios ofertados, también deberás reflejarlos en la guía de estilo.

Fuente: FedEx

3. LA TIPOGRAFÍA

La fuente utilizada, en principio, debería pasar desapercibida dentro de tu marca, pero si no cuenta con el diseño apropiado, puede desentonar hasta el punto de llamar toda la atención lo que resultaría muy perjudicial para tu empresa.

Para evitar esto, en la guía de estilo deberás incluir las pautas a seguir para que el uso de la tipografía sea el correcto en todos y cada uno de los trabajos. Hay varias cosas a tener en cuenta:

  • Fuente principal. El conjunto de fuentes deberá constar de entre 3 y 5 ejemplos y cada uno de ello deberá incluir el nombre de la fuente, el peso que va a tener y todos los complementos que la compongan. Tendrás que detallar cuándo se va a usar negrita, cursiva, el formato del texto en el cuerpo del mensaje… En lugar de usar mil fuentes distintas, aplica distintos pesos y tamaños para marcar la diferencia.
  • Peso de la fuente. Para algunos proyectos será mejor usar negrita, normal, cursiva… por eso deberás especificarlo, para que los diseñadores estén al tanto y sepan qué y cuándo usarlo.
  • Color de la fuente. Generalmente usarás uno de los colores de tu marca o uno neutral, pero, en ocasiones deberás dar un toque de color a los textos, así que define en la guía cuál será el color escogido y en qué momentos se usará.

Fuente: Pizza Hut

4. LA PALETA DE COLOR

Tu marca deberá contar con una paleta de color característica si quiere distinguirse del resto, así que es momento de hablar de la importancia de los colores. Hace años, con elegir un par de colores que quedasen bien con el logotipo sobraba, sin embargo, actualmente es todo lo contrario y hay muchas cosas a tener en cuenta.

  • La paleta cromática principal. Cada empresa debería tener su propia paleta principal, por lo que es el mejor punto de partida a la hora de representar los colores en la guía de estilo. Constará de entre 3 y 5 colores. Además, te recomendamos que incluyas los códigos HEX, los valores de RGB y de CMYK para asegurarte de que, salgan en el medio que salgan, los colores de tu empresa serán siempre los mismos.

Fuente: WhatsApp

  • La paleta de colores adicional. Puesto que el branding puede aparecer en muchos contextos diferentes, es interesante contar con una segunda paleta de color a medida que el marketing se vuelve más complejo.
  •  Texturas y patrones oficiales. Si tu imagen cuenta con algunos patrones o texturas que se emplean de vez en cuando, inclúyelos en la guía y así facilitarás el trabajo a los diseñadores.
  • Uso correcto de los colores. Dependiendo del dispositivo móvil en el que se muestren, los colores se verán diferentes, por eso deberás establecer qué colores se utilizan en función de si es para dispositivo móvil, aplicación web o material impreso.

5. DEFINE EL TONO DE VOZ DE TU MARCA

Es importante que tu marca tenga una voz consistente en todas las comunicaciones y publicaciones que haga. Deberás identificar cuál es el tono y el estilo que mejor cuadran con la identidad de tu empresa y, una vez hecho esto, aplicarlo en todos los canales de comunicación. Pero antes, no olvides anotarlo en la guía de estilo.

Puedes incluir pautas sobre el buen uso de la gramática, la puntuación, la ortografía, vocabulario… y ofrecer ejemplos para no dejar lugar a dudas.

Fuente: Shopify

En caso de que con tu marca hayas logrado crear una terminología única, incluye un glosario en la guía con todas las palabras nuevas. Por ejemplo “YouTuber”, es una termino nacido de YouTube.

6. IMÁGENES Y ELEMENTOS VISUALES

Finalmente tenemos las imágenes, que van a contribuir mucho a la percepción de tu marca, así que deberás establecer pautas para todas las imágenes, bien sean fotografías, ilustraciones, iconos, gráficos… e incluirlas en la guía de estilo. No tener esto en cuenta podría acabar perjudicando a tu empresa, así que te contamos cómo abordar los distintos tipos de elementos.

  • Iconos. Disponer de un conjunto de iconos diseñados especialmente para tu marca, permite que todos los colaboradores de la empresa sean capaces de producir contenido visual coherente, y así ser más reconocible por los usuarios. En caso de no contar con iconos propios, puedes recurrir a los predefinidos y establecer cómo usarlos y sus características.

Fuente: Ben & Jerry's

  • Ilustraciones. Actualmente, muchas empresas crean sus propias ilustraciones a mano en lugar de recurrir a las predefinidas. Si es tu caso, defínelas en la guía de estilo.
  • Fotografías. Muchas veces, se usan fotografías para el storytelling de la empresa, por lo que, si sueles hacer uso de fotos, deberás detallar en la guía de estilo el nivel de complejidad, las composiciones, los esquemas de color, estilos y otras especificaciones técnicas que serán, al fin y al cabo, lo que te hará ser reconocido. Recomendamos que, para obtener este estilo consistente, dejes registrados los ajustes de la cámara con los que se tomen las fotografías e incluyas los filtros.

Fuente: Heineken

  • Representación de datos. Muchas veces, representar los datos de una manera eficaz y atractiva suele ser complicado, por ello deberás incorporar las visualizaciones de datos, el cómo y dónde se van a utilizar en la guía de estilo.
Habrás podido ver que hay muchísimos elementos a tener en cuenta cuando se trata de obtener una buena imagen de marca. Empieza ya a crear tu guía de estilo y marca la diferencia con todo lo que te hemos contado.

5
visitas hoy 1 · visitas total 675

Usuario: juancarlosagenciaidea

Empresa: Agencia Idea Marketing y Consultoría

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 22/11/2018 13:38

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=17363

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 00:48

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar