Cerrar

es | val   

¿Cómo definir a nuestro público objetivo con la herramienta persona?

Uno de los puntos de partida de cualquier proyecto emprendedor debe ser la identificación del cliente. Las necesidades e inquietudes de este han de ser la base sobre las que se sustente cualquier iniciativa emprendedora, de ahí la importancia de identificar muy bien a quién van a ir dirigidas las acciones o para quien están pensadas las nuevas ideas ya que también es una forma de maximizar los esfuerzos posteriores.

En este caso la herramienta persona puede convertirse en la aliada perfecta para definir al público objetivo.

 

Pero… ¿En qué consiste exactamente esta herramienta?

Esta herramienta que se enmarca dentro de la metodología Design Thinking consiste en la creación de un arquetipo del usuario target para tener una visión más personal y profunda acerca de quién es. Para ello, es fundamental plasmar en un canvas las motivaciones, preocupaciones y/o preferencias sobre la temática a tratar con el objetivo de sintetizar y entender mejor al usuario.  

Es importante aclarar que esta herramienta no busca representar a todos los usuarios potenciales, sino poner el foco de atención en los usuarios más importantes, que al inicio de un proyecto serían nuestros early adopters.

 

¿Cómo optimizar la herramienta?

Para optimizar la herramienta, es fundamental establecer una investigación, a través de entrevistas u observación contextual, que permita dar respuesta a las cuatro secciones que la conforman y que serían las siguientes:  

1. Visualiza a tu cliente

Piensa quién es tu potencial cliente y dale un nombre que permita visualizarlo rápidamente.

 

2. Defínelo

En este segundo apartado, se deben establecer las características demográficas que definan a tu cliente. Para ello, es importante definir cuál es su edad, cómo es su familia, su trabajo o cuál es su nivel cultural entre otros aspectos.

 

3. Sitúalo en un lugar y un contexto

La tercera de las secciones que no podemos dejar pasar es el escenario/momento en el que se encuentra el potencial cliente.  Se trata de aclarar el escenario donde podemos encontrar al cliente así como el contexto en el que está situado.

 

4. Establece sus necesidades y motivaciones

Una vez establecido el contexto en el que se sitúa nuestro potencial cliente, el cuarto apartado estaría centrado en definir las necesidades de ese cliente así como las motivaciones que podría tener. Para ello, habría que hacerse preguntas tales como ¿Qué desea obtener? ¿Cuáles podrían ser las aspiraciones del cliente respecto a lo que podemos ofrecerle?  ¿Cómo actuar para cubrir sus necesidades/motivaciones?

 

 

 

En definitiva, la herramienta persona ayuda a entender mejor y profundizar en las necesidades de los potenciales clientes. Por todo ello esta herramienta no solamente puede ser útil para definir al cliente, sino también para adquirir información sobre un prototipo o proyecto o establecer cualquier tipo de acción de marketing.

Si vas a iniciar un proyecto y necesitas definir con exactitud a tu cliente, en este enlace encontrarás ejemplos, vídeos explicativos así como fichas para trabajar a tu cliente a través de la herramienta.  

S/V
visitas hoy 1 · visitas total 705

Usuario: Trianabueno

Empresa: Centro Europeo de Empresas e Innovación de Elche (CEEI - Elche)

Canal: CEEI Elche

Fecha publicación: 19/02/2019 14:07

Url: http://ceeielche.emprenemjunts.es/?op=8&n=18131

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 02:35

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar