Cerrar

Güida: "No es suficiente utilizar unos materiales reciclados para convertir una empresa en comprometida con el medio ambiente"

Sara Guida y Alesio Nobili

Entrevistamos a Sara Güida, socia fundadora de Iliüi

El próximo 17 de junio, en Focus Pyme y Emprendimiento Economía verde y transición ecológica se presentarán ejemplos de emprendimiento sostenible, donde  contaremos con varias experiencias, entre ellas, con Sara Guida, socia fundadora de Iliüi, la cual nos contará sus inicios y su trayectoria profesional. Por este motivo, hemos querido entrevistarla, para que nos explique algunas de las claves de su emprendimiento sostenible. 

Hola Sara, ¿Puedes hablarnos de iLiÜi?

De forma resumida, es un Eco-design artesanal, y… una forma de vida. (no es suficiente utilizar unos materiales reciclados para convertir una empresa en “comprometida con el medio ambiente” )

Pero me gustaría profundizar, en el trabajo que realizamos, ya que diseñamos y producimos, de forma artesanal, productos (de decoración o moda) utilizando materiales de desecho de nuestra comarca.

Desde hace unos años nos dedicamos sobre todo a iluminación, lámparas, hechas a partir de botes de tomate, café o aceitunas y madera natural de pino.

Nuestro objetivo es probar, a través de nuestros productos, que es posible ofrecer un diseño bonito y minimalista, y una producción “en serie”, también utilizando materiales reciclados.

Comenzamos en Alicante, en el casco antiguo, luego seguimos en Ibiza y desde el 2013 estamos ubicados en un pueblo entre Alicante y Valencia, llamado Gata de Gorgos, encima de una colina en el paraje rural de la Font de la Mata, a los piés de un pinar, y mirando, de lejos, a las Baleares. 

Nuestra casa utiliza exclusivamente energía solar,  agua de lluvia.

De mí, os puedo decir, que nací en Roma en el 1983; soy Maestro d’Arte y licenciada en Diseño de Moda en Milán y mi socio es Alessio Nobili, nacido en Milan en 1980; mercante y artesano.

Vivimos en España desde el 2008, y somos padres de 2 niños de 1 y 3 años y dueños de 2 perros lobos checoslovacos.

Estas informaciones a lo mejor parecerían segundarias para otro tipo de empresa, pero en mi caso son fundamentales, ya que si no hubiese sido por ellos, probablemente ILIÜI no hubiera nacido nunca.

Si no hubiese sido por mi deseo de crear una familia (en condiciones) y darle una vida y un entorno mejor a mis lobos… todavía estaría luchando por mi carrera de diseñadora en alguna empresa de moda.

Otras de las informaciones mas a destacar de la empresa son las siguientes:

Primero de todo y para quien no nos conozca, deciros que ILIÜI es pequeña. Pequeña por decisión. Solo estamos yo, mi marido Alessio, y una amiga, Ana Belen. Y así queremos que se quede, de momento, con su connotación familiar.

ILIUI nació en el 2012 de mi deseo de crear, una actividad que incluyera las habilidades mías y de mi marido, y que al mismo tiempo sirviera para aportar nuestro granito de arena a favor del medio ambiente.

La primera idea me vino cuando encontré un montón de latas vacias y limpias, al lado de un contenedor de basura en Alicante, donde vivíamos. Y desde entonces cada año sacamos nuevos modelos de lámparas, todas hechas con latas y madera.

Hasta ahora hemos vendido miles de lámparas en todo el mundo, revendemos en nuestra web oficial, en Etsy.com (donde empezamos) y a muchas tiendas en España y en Europa.

 


«Todos nuestros productos tienen COPYRIGHT©, y certificación CE»


 

Una curiosidad que no saben en muchos ¿?  El nombre “ILIÜI”  es el anagrama de una parte del apellido de mi marido ( NOBILI ) , y parte del mio (GÜIDA ).

 

¿Qué te llevó a dejar de lado tus años de experiencia en grandes compañías de moda para apostar por tu propio proyecto de diseño ecológico y artesanal?

Bueno, no es que las haya “dejado de lado”, las llevo conmigo y son mi fuerza!

Pues fueron un conjunto de cosas la verdad, las que me llevaron a un cambio de vida tan radical. De repente, en septiembre de 2012, me di cuenta de que no estaba aprovechando como era debido mis talentos: estaba desperdiciando parte de lo que soy.

¿Qué podía hacer mas, para mí, para mi entorno, y para el mundo? La pregunta fue: ¿qué puedo hacer? ¿Qué es lo que mas se precisa en el mundo en este momento?

 


«Siempre ha sido muy importante la naturaleza en mi vida y quería poder hacer algo para ella»


 

También estaba cansada de tener siempre los mismos horarios desde hace 20 años. Tenía la misma rutina desde que he nacido prácticamente ..aburrido… había que cambiar…dejar que me “pasaran” cosas diferentes. Así que pedí una excedencia de 1 año; pero cuando acabé..no volví.

Los 5 años que pasé en el grupo INDITEX, trabajando como diseñadora de calzado para la firma ZARA, me dieron mucha fuerza, mucho conocimiento del mercado mundial, y unas “armas” impresionantes a nivel profesional. Les debo mucho (tal como debo mucho a los otros trabajos que tuve en Milán, siempre en el sector moda. En particular recuerdo una firma de ropa donde hice mi primer stage: la mujer del diseñador jefe me ponía a reciclar las antiguas carpetas de diseño para utilizaras otra temporada, y no tener que comprar nuevas …¡creo me marcó a vida! )

 

Vuestros productos están realizados a partir de latas de tomate reciclado ¿Cómo conseguís las latas?

Sí, pues el tema de las latas es lo mas complicado de nuestro trabajo. Porque nuestro reto es crear un “DISEÑO INDUSTRIAL-ARTESANAL-Y ECO FRIENDLY” entonces producir unas piezas en serie, que sean siempre las mismas, lo que ayuda en la reventa a tiendas y plataformas online, y hace que nuestro diseño sea minimal y reconocible.

Entonces para poder conseguir esto, tuvimos que buscar unos tipos de latas que la gente o bares o restaurantes gasten mucho.

En un principio, empezamos la búsqueda, pegando carteles de “SE BUSCAN LATAS USADAS” encima de los contenedores de toda Alicante. De esta forma, conseguimos que nos contactara un encargado de las cocinas de un gran restaurante, que resultó ser una cadena de restaurantes.

Así que empezamos a comprar las latas usadas. También hemos utilizado otros 3 métodos para buscar gente que gastara de nuestras latas: MILANUNCIOS, FERIAS y pegando anuncios del tipo “GANA LAMPARAS, NO TIRES LATAS”, en las puertas de los bares del pueblo donde vivimos.

Pero el problema también no es solo conseguirlas, si no, y sobre todo, hacer que nos lleguen en condiciones para poder ser reutilizadas, esto significa sin golpes evidentes, sin óxido, y sin restos de comida.

Otro  obstáculo (el mayor de todos)  es quitar los restos de pegamento del papel de la etiqueta que se queda pegado en la lata.  

Así que si estos requisitos no se reúnen, hay temporadas en las que nos toca comprar algunas nuevas, aunque no nos guste, pero si no, dejaríamos de producir.

Hoy en día gastamos 3 tipos de latas diferentes: tomate (u otra conserva: piña, melocotón, leche condensada) de 800 gr, para nuestras lámparas de mesa, que son las que mas vendemos;  de aceitunas de 5 kg (para las lámparas de pié ); y las de café de 3 kg.

 

¿Quiénes son vuestros principales clientes?

Particulares, sobre todo jóvenes, mamás o papas, que están entrando a vivir en su nueva primera vivienda; y nos pasa a menudo de tener clientes de familia muy grandes (3-4 hijos) de cualquier parte del mundo (vendemos bien en Holanda,  Italia y España, sobre todo en el norte y Barcelona)

También es interesante saber que nuestro “cliente tipo” tiene jardín o campo!

Por loq ue respecta a las tiendas donde mejor vendemos, señalar que están en Barcelona, Florencia, Holanda, Bélgica.

También vendemos a través de plataformas online como es  nuestra web oficial ( www.iliui.it ) y Etsy.com.

 

¿Qué habéis aprendido de estos años como emprendedores sostenibles?

Primero de todo, y es algo que nadie se espera, porque muchos piensan que ser “emprendedores verdes” no sale a cuentas, es que se trata de una de las soluciones mas económicas para quien quiera empezar a emprender.

Lo digo por el tema de la materia prima: si utilizas, por lo menos en parte, materiales reciclados, que son para “tirar” significa que parte de la materia prima que gastas, te está saliendo gratis.

Mi consejo en este sentido es que si alguien está pensando en apostar por una empresa con estas características, lo primero que debe hacer es buscar lo que su zona, ayuntamiento o provincia esté  desechando con mayor frecuencia.

En segundo lugar, hay que ser muy coherentes con lo que hacemos, no solo en la misma empresa, si no también dentro de nuestras “casas de emprendedores verdes”. No valdría de nada estar utilizando unas cuantas latas recicladas en tu trabajo, y luego dejar el grifo del agua abierto sin necesidad, tirar comida o no reciclar los folios impresos que ya no se necesiten (en nuestro caso son perfectos para encender el fuego de la estufa).

En tercer lugar, hay que estar MUY presentes con los clientes. El trato no puede ser el mismo que el que dé otra empresa. 


«Ser comprometidos con la naturaleza significa también: más atención al cliente, más personalizada, llegando a ser hasta casi amistosa y confidencial»


 

¿Tenéis algún reto a la vista?

Muchísimos, como todos los creativos, cada día tengo algún nuevo proyecto escrito en mi libreta!

Pero bueno, digamos que, hay que priorizar, así que primero de todo hay que perfeccionar lo que tenemos entre manos, por ejemplo:

- Solucionar de una vez el tema de la limpieza de las latas de conserva;

- Perfeccionar un sistema que hemos diseñado para poder enivar piezas grandes en embalajes reducidos, fuera de España;

- Tenemos dos colaboraciones pendientes con otras marcas;

- Sacar 3 modelos nuevos de lámparas;

- Introducir una sección de prendas en nuestro abanico de productos, por supuesto siempre con la misma filosofía: o sea dando una segunda vida a ropa vieja o tejidos desechados.

 

 

 

 

 

 

 

 

S/V
2.058 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar