Cerrar

es | val   

OkyWatch, geolocalización y seguridad infantil con tecnología valenciana

OkyWatch

Publicado por Lourdesgares
miércoles, 19 de diciembre de 2018 a las 18:10

Mostrar ampliado

Alejandro Albiach

Alejandro Albiach

Alejandro Albiach es el CEO de OkyWatch. Ver a dos niños perdidos en la playa le hizo cambiar su idea de trabajar en un proyecto de geolocalización de flotas de vehículos mientras estudiaba ADE, y enfocarlo a la geolocalización de niños.

Investigó y empezó a darle forma a su idea. En un país en el que el 45% de pequeños de 8 años tiene móvil propio y, por tanto, acceso a Internet y a personas y contenidos poco o nada apropiados para su edad; en un entorno en el que los padres desconocen cómo se mueven sus hijos por la red, un dispositivo inteligente que ofreciera comunicación directa y segura entre padres e hijos, que les permitiera saber su ubicación en cada momento y conocer en tiempo real si el pequeño está en una situación de peligro, tenía visos de viabilidad.

Meses después nació OkyWatch, un reloj inteligente, con GPS y teléfono, para niños y niñas de 6 a 12 años.

La startup entró en Lanzadera hace dos años. En tan solo 3 meses ya ha vendido más de 700 unidades y los pedidos siguen creciendo. Cuenta con aplicación propia y con un encriptado muy seguro, pues geolocaliza menores de forma continua. Según Albiach, “hemos desarrollado y diseñado lo que realmente queríamos”.

Hoy por hoy, estos dispositivos son una industria emergente y la previsión de Alejandro es que en un par de años llegue a su punto más alto. La competencia no le da miedo, más bien al revés, la considera positiva, entre otros motivos, porque ayuda a que el producto se conozca, abarata el coste del desarrollo de la tecnología y, además, es un elemento motivador.

“La calidad no es negociable, el precio sí”

Fuera de España esta industria estás más rodada. Asegura que aquí está empezando a andar, por lo que no existe demasiada competencia, y además, salvo excepciones, la calidad de sus competidores está muy alejada de la que ofrece OkyWatch.

“La calidad no es negociable, el precio sí”. Esta es la premisa procedente del modelo de calidad total de Lanzadera que marca el día a día de la startup.

El primer año que Alejandro dedicó a su proyecto consistió en investigar, hacer pruebas, testear, recibir feedback de los usuarios… para ir afinando más y más el producto hasta dar con el estándar de calidad que consideraba óptimo para salir al mercado. “El producto tenía que ser bueno, además de cubrir una necesidad y aportar valor al usuario”, remarca.

"Escuchar al usuario para mejorar nuestro producto nos va a permitir ser una empresa sostenible y no una moda pasajera"

Por ese motivo, la voz del usuario es fundamental para ellos. “Cuando alguien nos devuelve un reloj, es más importante saber el motivo que el beneficio que perdemos. Le escuchamos porque gracias a lo que nos cuenta nuestro producto puede ser cada vez mejor. Eso es precisamente lo que nos va a permitir ser una empresa sostenible y no una moda pasajera”.

De esta manera detectaron, por ejemplo, que el hecho de tener que adquirir una tarjeta SIM aparte del reloj suponía una barrera en la mente del usuario a la hora de comprar el dispositivo, lo que les llevó a cerrar un acuerdo con Yoigo, para ofrecer una SIM de tarifa económica y una suscripción en la que no existen gastos extra de letra pequeña. Aún así, el usuario elige, pues el sistema operativo es compatible con todas las operadoras del mercado.

En OkyWatch, por tanto, el proceso de mejora es continua, porque la filosofía de este CEO es perseguir la “calidad suprema” y, además, a un precio razonable. “No queremos que sea un artículo de unos pocos, porque somos conscientes de que se trata de un beneficio para la sociedad”.

“Hay que ser cabezón. Tienes que tener un poco de locura y obsesionarte. La obsesión te va llevando y no eres consciente de lo que estás haciendo”

Este emprendedor reconoce que el camino para llegar donde están no ha sido fácil. “Estos dos años han sido duros”, explica, al tiempo que se sorprende del recorrido que ha llevado a cabo, del trabajo, del esfuerzo y del tiempo que ha dedicado a su proyecto, y que a día de hoy sigue dedicando. “Hay que ser cabezón. Tienes que tener un poco de locura y obsesionarte. La obsesión te va llevando y no eres consciente de lo que estás haciendo”.

Al principio, Alejandro manejaba el solo el timón. Al cabo de un año dos personas entraron en el equipo para centrarse “en las dos ramas fundamentales para toda empresa: en Marketing, Mercedes Villar, para dar visibilidad y difusión al producto y a la marca; y en desarrollo, Sergio Guerrero, encargado de informatizar y automatizar los sistemas y procesos”.

Entre sus objetivos a corto y medio plazo, hay muchos. El más cercano, saltar al mercado internacional.

 

5
visitas hoy 3 · visitas total 2.147

Usuario: Lourdesgares

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 19/12/2018 18:10

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=17526

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 16:10

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar